Archivo de la categoría: Noticias

Nuevo proyecto COL, la R.A.P. (Red de Apoyo Popular)

Logo COL 640

logo-rap

La Red de Apoyo Popular de Ciudad Real es una red de confianza formada por vecinos que a través de aportaciones y campañas de recogida de alimentos ayuda a familias y personas vulnerables en situaciones extremas de exclusión social y sin recursos.
 
 
La Red de Acogida Popular (que bien podría denominarse de Apoyo, Ayuda, Asistencia…) nace de la necesidad de dar cobertura a personas migrantes solicitantes de asilo que han estado adscritas a varios programas de las fundaciones relacionadas con el área de inmigración de nuestra localidad. Debido a los diferentes proyectos llevados a cabo a nivel socio-cultural en la zona y los lazos afectivos resultantes entre las personas usuarias de dichos programas y los habitantes de la ciudad, es de consecuente lógica la cercanía relativa al conocimiento de la situación legal de varias de estas personas. De ahí surge la necesidad de actuar, desde un punto urgente y asistencial en primer momento, construyendo además, un colchón afectivo en el que poder sentirse agusto para que la situación psicológica de estas personas pueda gozar de un mínimo de salud, que pueda aportar claridad, confianza y cierta perspectiva de vida a la hora de desarrollarse como seres humanos. Desde que se declara la etapa de alarma, decretada por la pandemia del COVID-19, las personas que integran esta red se plantean de manera más directa el hecho de seguir expandiendo la iniciativa a la sociedad en general, dada la situación actual de crisis, no solo en el ámbito sanitario si no en lo económico y laboral, así como las derivas socioculturales que dicha circunstancia propicia. Por lo explicado anteriormente, vemos necesario el incidir desde la acción directa, creando Redes de Apoyo Popular, estableciendo conexiones y puentes entre iniciativas ya existentes y generando el encuentro necesario para que sigan produciéndose, teniendo como finalidad el dar respuesta a la escasez de recursos derivada del estado de emergencia, construyendo dinámicas de cooperación y sinergia en lo colectivo. Hay diferentes opciones que pueden integrar el aporte ciudadano, como el brindar alojamiento, las donaciones económicas para la compra de cestas básicas de alimentos, así como acciones que se dirijan a la finalidad de seguir tejiendo Redes de Apoyo Popular, cubriendo las diferentes necesidades que vayan surgiendo en pos de una vida digna. 

Desde la Red de Apoyo Popular (RAP) hemos pensado empezar ya con una recogida de alimentos en comunidades de vecinos, centros de trabajo, etc.
Hemos hecho un cartel para que quien quiera lo imprima y lo ponga en lugares de confianza, junto a una caja. También los podéis compartir con familiares y amigos para que hagan lo propio en sus comunidades, lugares de trabajo, etc.

La idea es que lo que se recoja lo llevéis el día 29 al nuevo local que vamos a alquilar en la C/ José de Ribera, 8 (Pío XII). La cuestión es que entre todos hagamos esta fabulosa recogida de alimentos comunitaria que requiere poco esfuerzo y energía. Es importante que quien se anime a hacerlo pueda controlar un poco el lugar y las condiciones de entrega de los productos.., por eso es conveniente que sean sitios manejables y de confianza.

Puedes seguir este proyecto en su página de Facebook: https://www.facebook.com/rapcr2020/

De la misoginia corporal

En la realización de un mapa conceptual sobre los feminismos, el cuerpo o mejor, la conceptualización del cuerpo de la mujer en occidente, con un tratamiento diferencial para hombre y mujeres, ocupa un lugar central en la reflexión feminista. Como dice Mari Luz Esteban, “en los últimos treinta años se han ido dando modificaciones claras en las regulaciones y controles sobre los cuerpos de las mujeres, que han tenido consecuencias en las definiciones de lo femenino, del ser mujer, en las configuraciones de género, pero también en la constitución de la propia subjetividad de las mujeres”. Sirvan estas lecturas para dicho análisis: el texto de Mari Luz Esteban toma de diferentes feminismos del s. XX el aporte teórico, asociado a la crisis del pensamiento occidental, pero en la idea de construir una ciencia social que recoja el sentido de la vida para las personas; Beatriz Muñoz esboza técnicas de control del cuerpo (cuerpo defectuoso) para explicar “el valor conferido al cuerpo como elemento fundamental de las identidades en las sociedades actuales”.

  • “De la misoginia corporal y la perfección patriarcal. Algunas notas sobre la construcción del cuerpo femenino” (leer aquí)
  • “Antropología del cuerpo: género, itinerarios corporales, identidad y cambio” (leer aquí)

Taller de jabones paso a paso

Si no pudiste asistir al taller de jabones que tuvo lugar en el Mercadillo de Trueque del pasado 18 de diciembre, puedes echarle un vistazo a este resumen de Francisco Zamora

Una economía basada en las personas

Muy recomendable artículo sobre economía social y solidaria leído en Diagonal

“No somos antisistema, el sistema es antinosotros”, “tu futuro es ahora”, “violencia es no llegar a fin de mes”, “plantemos lechugas en los despachos” han sido algunos de los lemas que han sonado en las calles estos últimos cinco meses. La lógica capitalista es cuestionada por cada vez más gente. El profesor de la Universidad Autónoma de Madrid Carlos Taibo valora que “son muchas las personas activistas cada vez más claramente conscientes de que el futuro del 15M pasa por su consolidación en la forma de un movimiento que, asambleario y autogestionario, plante cara al capitalismo en todos los órdenes de la vida”. Llega la hora de dar respuestas y los deseos de 15M reflejan, en muchos casos, el trabajo que grupos pequeños y grandes, legales o alegales, llevan haciendo desde hace mucho tiempo. Semillas de una nueva economía que ya está en marcha.

Un nexo común

Pequeños grupos de consumo, cooperativas agroecológicas, proyectos de okupación, masovería o viviendas de uso compartido, cooperativas integrales, de trabajo, de seguros, de crédito, de finanzas, de educación, etc. proyectos muy diversos que trabajan por poner los cimientos de otra dinámica de vida y evidencian en sus prácticas la conciencia generalizada de la falta de capacidad de respuesta por parte de la clase política a las necesidades básicas de la población, cuando no su decidido ahínco en recortar sus condiciones de vida.

“En líneas generales, se trata de forjar las bases para asentar una economía basada en las personas y su entorno, y no en el lucro, como ocurre en la economía capitalista”, reflexiona José Bellver, economista e investigador de la Universidad Complutense de Madrid. Bellver prefiere reservar el término “Economía solidaria” para aquellas propuestas que “parten de unos principios que están basados en el apoyo mutuo y la cooperación frente a la competencia, y en ese sentido difieren de los valores fundamentales del modelo capitalista”. En este camino se hallarían formas legales y alegales de organización, entre las que habría “nexos muy interesantes que pueden ser la semilla de una futura economía alternativa que se está gestando ya, que podría ser más grande y que se está creando desde abajo”, apunta Bellver.

En septiembre, 5.000 entidades de raíz alternativa, y dedicadas a la acción solidaria, fundaron la Red Intercontinental de Promoción de la Economía Social y Solidaria (RIPESS). Durante el Congreso Fundacional se reivindicó la economía social como solución a la crisis porque, dicen, trabajan justo de forma contraria a la de las empresas que la han causado.

Pero además de las entidades ‘legales’ que conforman Ripess, o de las que se reúnen en redes como la Xarxa d’Economía Solidaria (XES)o la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS), miles de personas, agrupadas en pequeños colectivos, cooperativas o asociaciones, investigan y trabajan en nuevas formas de vivir. Para Carlos Taibo, estos proyectos “no pretenden dejar para mañana, o para después de una eventual ‘toma del poder’, la tarea de construir un mundo nuevo”.

Así, pensadores como John Holloway han abordado ”las virtualidades de los actos diarios de rechazo y organización contra la sociedad capitalista”. Holloway cuestiona la toma del Estado como modelo de revolución, y considera que “es fundamental que desarrollemos nuestras propias estructuras, nuestras propias formas de hacer las cosas”.

“El reto es que el entorno es hostil, que esto es una dialéctica entre dos tipos de economía”, apunta Bellver. En la medida en que las alternativas son sociales “y por lo tanto pueden interesar a la mayoría”, mientras que el sistema económico capitalista “interesa sobre todo a una minoría”, reflexiona Bellver. “El reto será ganar esa batalla y dependerá mucho de cómo logremos difundir visiones alternativas para poder ser más”, concluye.

La alegría de la huerta manchega

Hace unos días descubrimos el blog del grupo de consumo de Valdepeñas. La alegría de la huerta manchega no tiene desperdicio: información sobre soberanía alimentaria, productores ecológicos, recetas… Una joya, vaya.

Somos un grupo de personas que apuestan por otro modelo de consumo, preocupadas por el impacto que la comida producida y comercializada de forma industrial tiene sobre la salud, el medio ambiente y el mundo rural.

Adquirimos el compromiso de ser sujetosactivos para participar en la construcción de una nueva alternativa.

Nos autogestionamos y buscamos consumir en base a los principios de la soberanía alimentaría y la agroecología.