Grupo de consumo

Un grupo de consumo surge de la unión de varios consumidores que deciden realizar un consumo de forma responsable.

Los principios de un grupo de consumo son:

  • Autogestión. Lo normal es que los propios miembros del grupo de consumo se encarguen de la gestión del mismo. Esto refuerza las relaciones entre personas.
  • Sin intermediarios. Los productos se compran directamente a los productores. Al eliminar intermediarios el productor recibe y el consumidor paga un precio justo por el producto.
  • Localidad. El grupo de consumo busca que los productos que se consuman sean, a ser posible, de la zona. Esto garantiza que:
    • Se trata de productos frescos y de temporada, que no se han conservado durante meses en cámaras.
    • El producto no ha recorrido enormes distancias que incrementan su huella ecológica.
    • Las semillas son variedades locales, que no precisan de tanta agua y que son más resistentes a las plagas, por lo que no necesitan tantos productos químicos.
  • Agroecológicos. Los productos cultivados según los principios de la agroecología van un paso más allá de la simple agricultura ecológica.
  • Relación de confianza. La base del grupo de consumo es la relación de confianza entre productores y consumidores. Los productores a menudo permiten la visita de sus campos a los consumidores para que estos vean cómo desempeñan sus tareas y las técnicas y productos utilizados en las mismas.

Dentro del Colectivo de Organización Local de Ciudad Real surgió un Grupo de Consumo del que forman parte ya unas 50 unidades de consumo (familias) con casi 200 personas participando del mismo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: